1

Estimado cliente,

Queremos informarle de lo que estamos haciendo para defender sus derechos, y de las enormes dificultades y obstáculos con los que nos estamos encontrando en nuestro camino.

Como sabe, le estamos representando, junto a un numeroso grupo de afectados por el escándalo de las emisiones contaminantes del grupo Volkswagen, en las diligencias penales que se siguen en la Audiencia Nacional a resultas del descubrimiento del engaño masivo.

Hemos solicitado numerosas diligencias de investigación, algunas de ellas con el objetivo de clarificar los hechos presuntamente delictivos, otras con el objeto de determinar los daños materiales que han sufrido y serán sufridos en el futuro por los propietarios afectados por en engaño.

Lo cierto es que las víctimas del grupo Volkswagen han sido reiteradamente abandonadas por el gobierno español (tanto el anterior como el actual), y ahora son para remate menospreciados por el Ministerio Fiscal, que debería defender los intereses generales, y los de los consumidores y afectados.

En efecto, el Fiscal del caso, sin que nadie se lo haya pedido (al menos que se sepa…), solicita que las diligencias de investigación -que son actualmente tramitadas por el Juzgado Central de Instrucción nº 2 de la Audiencia Nacional- sean enviadas para su “continuación” a la Fiscalía del estado alemán.

Esto es, el Ministerio Público quiere que el sistema judicial español se desentienda de un presunto delito que ha afectado directamente a casi un millón de ciudadanos e indirectamente a toda la población de nuestro país.

Sin perjuicio de que no se reúnen las condiciones legalmente requeridas para proceder a tal remisión (ALDEA ha presentado diversas alegaciones, que si lo deseas puedes leer en este enlace), el Ministerio Fiscal ignora por completo los derechos de los miles de afectados que se encuentran personados en este procedimiento y que esperan legítimamente poder verse resarcidos de los daños que el fraude les ha ocasionado. ¿O acaso espera el Ministerio Fiscal que dichas víctimas contraten ahora a un abogado en Alemania para que defienda sus intereses? ¿Acaso el estado español, el Ministerio de Justicia va a hacerse cargo de este coste inasumible para los afectados?

Desde el cuando menos tibio comportamiento del Ministro de Industria José Manuel Soria, el cual (quizá como premio?) ha acabado sentándose en el Consejo de Administración de uno de los principales concesionarios de Volkswagen en España, hasta la agresividad amenazante con la que la Dirección General de Tráfico ha tratado y aún trata los afectados (haciéndoles a éstos casi responsables de la presunta estafa de la que han sido víctimas), este escándalo es una muestra de cómo un estado soberano se rinde a los pies de una poderosa corporación extranjera.

Este sometimiento culmina con la petición del Ministerio Fiscal de desembarazarse de un asunto que, según parece, les debe resultar molesto investigar.

Esperemos que las autoridades judiciales responsables de esta investigación no se dejen embaucar por esta petición totalmente improcedente y continúen con esta investigación, llevándola en su momento y en su caso a juicio si se dan las condiciones legales para ello.

Desde luego, puedes contar con nuestra incansable lucha para evitar que, otra vez, tus derechos sean pisoteados.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *