Tanto los propietarios de primera mano, como los de segunda mano tienen derecho a reclamar.

En cuanto a la venta del vehículo:

Obviamente cada uno tiene sus circunstancias personales, y es libre de vender el coche cuando quiera; pero deberá tener en cuenta:

  • Que debe informar al comprador de que el vehículo tiene este vicio/problema. Este incluso debería figurar en el contrato para evitar futuras acciones del comprador en su contra (y aun así habría un riesgo); éste a su vez difícilmente podría reclamar contra VW, dado que adquiere un vehículo sabiendo y firmando que acepta su carácter defectuoso.
  • Que probablemente no quieran comprárselo, o que directamente le ofrezcan menos del valor que tenía hace unos meses, como le ha pasado a algunos de nuestros clientes.
  • Que su derecho a reclamar se complicaría, a pesar de haber sufrido una serie de perjuicios, al haberse deshecho del vehículo.