Ésta es una de las principales ventajas de confiar en BCVLex.

Nuestros honorarios son únicamente de resultado: el 20% de su indemnización, sólo en el caso de que reciba una indemnización. De no ser así, usted no tendría que pagar nada al despacho.

El despacho tiene confianza plena en la viabilidad del caso, y en que los afectados deben ser indemnizados. Ése es el motivo de que asumamos el riesgo de un honorario de resultado (sólo cobramos si obtenemos una indemnización, y la propia indemnización cubre los honorarios).

Entendemos que no todo el mundo tiene los mismos medios económicos, ni puede desembolsar una cantidad inicial sin saber el resultado. Por eso los clientes de BCVLex, NO tienen que pagar ninguna provisión de fondos al despacho, ni pagar ningún tipo de cuota por ser clientes, como exigen muchos despachos de la competencia. Es el despacho el que se hace cargo de estos gastos durante todo el procedimiento y hasta que se consigan las indemnizaciones.

El único gasto que tendría que afrontar usted sería el de un poder notarial para que actuemos en su nombre (hablamos de unos 40€, y esto se coordinará más adelante; contactaremos a todos nuestros clientes para hacérselo lo más fácil posible, dándoles instrucciones para que acudan a su notario de confianza, o a cualquiera si no tiene).

 

En cuanto a los gastos del procedimiento, estarían igualmente cubiertos por su indemnización, con un límite del 5% de la misma; es decir, si la parte de gastos que le corresponde a usted (todos los clientes a partes iguales: cuantía de gastos dividida entre número de clientes) fuese del 3% de su indemnización, sólo se le deduciría ese 3%; y al contrario, si fuese del 7%, sólo se le restaría un 5% de la indemnización, que es el límite que detallamos por escrito en nuestra hoja de encargo.

Los clientes sólo tendrían que abonar las costas de la parte contraria (insistimos en que no abonarían honorarios al despacho), en caso de que el procedimiento tuviese un resultado negativo y se perdiese. Es una posibilidad remota que por supuesto no nos planteamos. ¿De cuánto podría llegar a ser?